Superar tu duelo, no significa olvidar a tu ser querido

Superar tu duelo, no significa olvidar a tu ser querido

 Aceptar la nueva realidad de sentir el vacío en el corazón, de recordar y de saber que se ha perdido a un ser querido, es uno de los retos más difíciles de afrontar.

Por lo que una pregunta muy común es: ¿Cómo se puede retomar la rutina si hay un vacío, una pérdida y un gran dolor?

La respuesta es simple de leer pero difícil de ejecutar: Debemos continuar y encontrar una nueva razón por la cual vivir, A PESAR del dolor.

 Cuando ha trabajado sus emociones durante su duelo, puede comenzar a sentirse mejor poco a poco. Algunas señales son que sea más fácil levantarse por las mañanas o quizá tener más energía en momentos específicos los que usted identifique un progreso.

Es de ésta manera, que puede comenzar a reorganizar su vida en torno a un duelo (de cualquier tipo) o sin su ser querido.

Sin embargo, a pesar que las cosas estén mejorando también pueden parecer que al siguiente día no lo están o que incluso existen sentimientos de culpa o deslealtad con su ser querido.

Esto es normal, pero créalo: Usted con el tiempo, se podrá reinventar en otras relaciones y actividades.

Finalizar el duelo no es olvidar por medio de la aceptación de la pérdida. Para cada persona puede significar cosas distintas. Puede significar llegar a perdonarle y perdonarte por todo lo que quizás no fue la relación, por todo lo negativo o por el daño causado.

Pensar en él o ella, sin sentir ya un gran dolor, y recordarl@ con ternura y agradecimiento por lo vivido juntos, es poder dar un sentido positivo a todo lo que has vivido en estos meses o años que ha durado tu duelo. Es entender con el corazón en la mano que el amor no se acaba con la muerte.

Una buena opción para evitar sentir que “los hemos olvidado” es apoyarse en aquellas actividades que son un homenaje al ser querido, que nos traen a la memoria los buenos momentos, enseñanzas y las cualidades de nuestro ser querido.

Con el tiempo, los recuerdos, los momentos compartidos… Todos estos ingredientes cobran un valor casi sagrado, los cuales precisamente llenan de fortaleza el alma y poco a poco permiten que la luz vuelva a llenar nuestro corazón.

Estos poco a poco nos enseñan a transformar la pérdida en un amor profundo en una energía bonita y positiva que nos acompaña en todo momento.

Para seguir caminando sin el ser querido pero con una buena actitud y un nuevo impulso para la vida, hay que reconocer que la vida y la muerte no dependen de nosotros.

Debemos encontrar el valor y el aprendizaje que te dejó esa persona, creer que hay algo más grande que sabe por qué suceden las cosas, recordar que solamente se necesita vivir un día a la vez y permitirse sentir dolor y sanarlo.

Recuerda que el dolor no siempre desaparece completamente, sólo cambia de intensidad.

La alegría tiene muchas presentaciones y diversos sabores. Es posible poder ser feliz y sin embargo, sentir tristeza y dolor, por más difícil de entender que esto sea.

El amor por un ser querido nunca se pierde, pero por tu salud, debes aprender a mantener solo los buenos recuerdos, el cariño brindado mutuamente, y depositarlo en todo aquello que se da, se hace y se tiene.

Comparte con nosotros tu experiencia ¿Superaste la pérdida de tu ser querido? ¿Cómo lo lograste? Tus recomendaciones le serán de ayuda a nuestra comunidad.

Recuerda compartirlo y seguirnos en nuestras redes sociales. #TúPuedesSuperarlo 🙂