Recordar es volver a vivir

Recordar es volver a vivir

Es muy conocida la frase “Recordar es volver a vivir”, y en una fecha tan significativa como el 2 de noviembre, se vive a cabalidad.

En este día conectamos con los recuerdos especiales y algunos muy dolorosos de nuestros seres queridos que ahora ya no están con nosotros, y al sentir su ausencia  nos quedamos con el deseo de volver a abrazarlos y tenerlos a nuestro lado.

En este artículo te brindamos unas ideas que pueden ayudarte a rendir un homenaje de amor diferente, y que te facilitarán a seguir llevando tu duelo sanamente:

Realiza una biografía de tu ser querido.

En vez de un álbum de fotos común, te sugiero realizar una biografía visual con fotos de los momentos más importantes de la vida de esta persona fallecida.

Aquí puedes incluir fotos de su ciudad natal y expresar el significado especial que tenía para él o ella este lugar.

También puedes crear una caja de recuerdos que contenga imágenes u objetos que puedas ver cuando lo desees. En este caso, es importante que le pidas a otros miembros de tu familia que aporten fotos con la persona fallecida o bien que los niños hagan dibujos recordando bellos momentos que hayan pasado con él o ella.

Luego búscale un lugar especial que te permita verlo cuando quieras sentirlo cerca de ti.

Escribe un “libro de recuerdos”.

Pídele a los amigos y familiares del difunto que escriban una anécdota que hayan vivido con él/ella y que junto a eso te envíen una foto donde se encuentren ambos. Con este material puedes crear un libro donde queden plasmadas diversas experiencias maravillosas.

Planta un árbol.

Así honrarás la vida de ese ser querido simbolizando que él o ella viven aún entre nosotros. Se trata de un objeto natural tangible que asegura que su memoria se honre por siempre.

Te sugiero comprar un árbol que de flores, ya que cuando florece podemos simbolizarlo como la celebración de esa vida.

Dedica un espacio a sus libros.

Recoge los libros más preciados de la persona que falleció y colócalos en algún lugar de la casa donde los demás puedan disfrutarlos. De esta manera, podrás recordar los intereses, gustos y pensamientos de aquella persona.

Toma la canción preferida del ser querido fallecido

Realiza un cuadro con su letra o bien con la frase que más te guste de esta canción. Este cuadro puedes colocarlo en su oficina, comedor o un lugar especial donde a él o ella le gustaba permanecer.

Visita a tu ser querido en el parque memorial junto a tu familia

Realiza una celebración a la vida de tu ser querido. Lleven fotografías de él o ella y cuenten historias. Compartan los concejos o enseñanzas que les dejó cuando estuvieron juntos

Agradézcanle, perdónenle, pídanle perdón y tomen un legado que les fortalezca su vida. Prométanle que le honrarán siendo felices y viviendo plenamente.

Algo muy importante. Recuerda que no todos atravesamos el duelo de la misma manera, por lo que puedes elegir cuál de estos recursos resulta más adecuado a tus deseos e intereses.

Ten en cuenta que esta labor te ayudará muchísimo en el proceso de sanidad de tu duelo.

Otra recomendación que puede ayudarte, es decorar la casa con lindas flores. Pídele a los niños de la familia que pinten una tarjeta a mano en honor al difunto y colócala junto a un porta-retrato (o varios) con su fotografía  en un lugar especial de la casa.

No es necesario que tengas que ir al parque memorial, también en casa puedes hacerle un lindo homenaje.

Espero que puedas honrar desde el amor a tu ser querido. Recuerda que estamos para ayudarte en nuestros servicios para el afrontamiento sano de tu duelo.

Solo debes escribirnos en la caja de comentarios, o contarnos tu historia en este mismo blog, dando click a la pestaña “Comparte tu historia” y siguiendo los pasos que ahí se te indican.

Estamos para apoyarte. #TúPuedes 🙂