6 cosas que debes hacer ante la muerte repentina de un ser querido

6 cosas que debes hacer ante la muerte repentina de un ser querido

El duelo ante una muerte  repentina, ya sea por un accidente, asesinato o por una enfermedad corta y fulminante, es un duelo mucho más intenso de lo usual.

No hay una preparación posible. Te encuentras con esa realidad de golpe, como si te dieran un baño de agua fría de manera obligatoria.

La causa principal es porque se palpita un sentimiento de cosas que desearías haber dicho o hecho con esa persona y que ahora son imposibles de decir o hacer.

Es posible que la noticia de lo sucedido te puede invadir las sensaciones de confusión, de no poder creer lo que ha ocurrido. Puedes sentirte preso del dolor y la tristeza, aturdido, distanciado de tu cuerpo.

Los sentimientos de irrealidad hacen que uno haga las cosas como un autómata. Las reacciones de un proceso de duelo debido una muerte repentina pueden ser:

 

  • Sorpresa. Cuando la muerte no ha sido anticipada y no te has podido preparar.
  • Impotencia. Cuando no has podido hacer nada, no has tenido capacidad de respuesta.
  • Incomprensión. Cuandote falta de información sobre lo que ha sucedido. No puedes entender las razones de la muerte del ser amado.

Todas estas vienen precedidas de un instante de impacto, un shock por la noticia.

El shock funciona como un anestésico que ayuda a distanciarte de la realidad. De alguna manera, es como si el cerebro tuviera un amortiguador entre la parte cognitiva y la emocional.

El cerebro sabe que lo que ocurrió es real, pero tu cuerpo y tus emociones todavía no pueden responderte plenamente. Es como si el estado de choque tuviese un efecto retardador y dosificador.

Lo importante, es que debes entender que las  reacciones son naturales durante el  proceso de duelo y son necesarias.

  • La confusión es normal y tiene una función anestésica
  • La irrealidad nos da el tiempo y una cierta serenidad con el fin de poder hacer lo que toca inmediatamente después de la muerte del ser amado
  • Mantener la energía necesaria para ocuparse de la familia
  • Avisar a los familiares cercanos y lejanos
  • Cuidar de los hijos, que necesitan atención
  • Organizar el ritual funerario
  • Atender las visitas
  • Ocuparse de los aspectos legales y la organización en general

Te tocará vivir tiempos difíciles, sí, pero no tengas prisa. Vive el presente de la mejor forma que puedas, estás en un proceso normal ante el tipo de perdida. Es importante que vivas este momento adaptándolo a lo que necesitas ahora mismo con mucha madurez.

“Encontrarse en estado de choque no es estar loco ni enfermo. El aturdimiento y la confusión forman parte de tu vivencia de la perdida, y hay que aceptarlo como algo natural, por muy antinatural que te parezca. Las heridas emocionales no tienen fecha de caducidad.  En el duelo siempre hay tiempo.”

 

La gente puede decirte muchas cosas, como por ejemplo:

  • “Es mejor que no veas el cuerpo”
  • “Debes ser fuerte para ayudar a tu familia”
  • “Lo que tienes que hacer es sacar sus cosas enseguida”
  • “Lo mejor es estar ocupado para no pensar”
  • “Ahora ya está con Dios”
  • “Esta mejor ahora”

Se comprende que lo que quieren es ayudarte, pero solo tú puedes y debes trabajar tu duelo de manera muy personal, confiando en tus recursos internos y especialmente en tu espiritualidad.

Las circunstancias de la muerte del ser amado puede generar preocupaciones como:

  • La muerte podía haberse evitado
  • Crees que tu ser querido sufrió
  • Te puedes sentir solo y sin apoyo

Por ello, aquí te dejamos las 6 cosas que debes hacer ante una muerte repentina:

  1. Acepta la pérdida a nivel racional y emocional.
  2. Expresa tus sentimientos, emociones e ideas por la muerte de tu ser amado. No te guardes nada.
  3. Busca adaptarte a la ausencia de tu ser querido, haciendo cambios externos, internos y sobre todo espirituales.
  4. Recuerda a tu ser querido a través de la conexión de los buenos recuerdos.
  5. Enfócate en la vida y en los vivos.
  6. Apóyate en tus recursos externos. Hobbies que te cultiven a ser una mejor persona.

Si tienes dificultad para elaborar tu duelo por una pérdida repentina, y buscas sobrellevarlo y superarlo, mándanos un correo a: apoyofamiliar@laauxiliadora.com, o a apoyo@perdiunserquerido.com y participa en nuestros grupos de apoyo.

Los horarios de todas nuestros grupos de apoyo por duelo por cualquier tipo de pérdida, talleres y charlas motivacionales, los encuentras en nuestro facebook. Búscanos como Perdí Un Ser Querido.

Si te gustó este artículo déjanoslo saber acá abajo en los comentarios. Dinos cómo te sientes, queremos conocer tus temas de interés para poder ayudarte mejor. Compártela de igual forma con tus amigos o personas que sientas que lo necesitan #TúPuedes 🙂